Volver a la rutina, no a los malos hábitos

El Valor de la Experiencia

Volver a la rutina, no a los malos hábitos

Llegar al trabajo e irse a la máquina de café ni siquiera antes de encender el ordenador. Ponerse a leer los correos acumulados durante las vacaciones, la mayoría de ellos poco o nada importantes, y perder el tiempo en hacer vida social en la empresa.

Se improvisa y se acaban haciendo las tareas según llegan, sin establecer prioridades. Lo más urgente parece ser siempre lo último que ha llegado. Hay que evitar vivir en el constante estrés que supone dejar todo lo que tenemos para ocuparnos de lo último que ha llegado.

Lo contrario sería utilizar la procrastinación, otro de los viejos compañeros de trabajo. Dejar las tareas para mañana, sobre todo aquellas que son menos agradables o más complicadas.

No es fácil desprenderse de estos malos hábitos. Al fin y al cabo, pertenecen a la rutina habitual. Lo ideal es identificar uno de ellos y trabajar, volcar el esfuerzo en eliminarlo. Esto requiere un tiempo, ya que para eliminar una rutina de este tipo hay que incorporar otra forma de hacer la cosas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *