Un fallo en procesadores Intel que permite robar datos en Windows

El proveedor de soluciones de seguridad Bitdefender ha descubierto un fallo de seguridad en los procesadores de Intel posteriores a 2012 que permite robar datos sensibles en ordenadores con elsistema operativo Windows, y que puede utilizarse para campañas de espionaje y saboteos.

Las CPUs de Intel incorporan una funcionalidad denominada ‘ejecución especulativa’, diseñada para mejorar su rendimiento, pero que también permite acceder a contraseñas, tokens, conversaciones privadas, cifrado y otros datos confidenciales que almacenan tanto usuarios domésticos como empresariales en servidores y portátiles. Esta nueva vulnerabilidad abre el camino a un posible ataque de canal lateral, que facilita al hacker el acceso a toda la información guardada en la memoria del ‘kernel’ del sistema operativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *