Por qué no es una buena noticia que las redacciones cierren y se sustituyan por trabajo en remoto

El Valor de la Experiencia

Por qué no es una buena noticia que las redacciones cierren y se sustituyan por trabajo en remoto

Publicado por el Laboratorio de Periodismo

El anuncio de algunos medios de que van a ir reduciendo e incluso cerrando las redacciones para apostar por el trabajo en remoto de los periodistas, entre otras razones porque este sistema ha funcionado en la cobertura de la pandemia y porque consideran que “la sociedad ha cambiado”, tiene algunos “daños colaterales” que conviene repasar sin ánimo de exhaustividad.

Es evidente que si la medida responde a razones de supervivencia económicas y la continuidad del medio de comunicación depende en exclusiva del pago de los alquileres del inmueble, el debate no ha lugar porque es mejor que se paguen salarios que alquileres, pero -sin entrar en temas laborales- si se trata de una apuesta por una nueva forma de entender el periodismo para ahorrar costes, no está de más recordar que muchos periodistas han aprendido el oficio no sólo en las calles, sino en las redacciones, escuchando a los periodistas con más experiencia y descubriendo cómo afrontar situaciones tensas o como enfocar un tema, así como muchos de los rudimentos del oficio.

Las redacciones han funcionado siempre cómo punto de unión intergeneracional y centro de ideas. Precisamente, varios medios estadounidenses, entre ellos de The New Yorker y The Washington Post se han hecho eco estos días de esa tendencia a cerrar o desarbolar las redacciones (de manera definitiva, no de forma temporal por las restricciones del COVID-19), aludiendo a lo que el periodismo y las ciudades pierden cuando una redacción se deslocaliza y los periodistas se quedan sin un espacio en el que trabajar conjuntamente.

La redacción, piedra de toque del periodismo

Con motivo del anuncio de Tribune Publishing, propietaria del Chicago Tribune, de que varios de sus otros periódicos ya no contarán con redacción, entre ellos Capital Gazette, Morning Call, New York Daily News (que fue una vez el periódico con más circulación de EEUU), Carroll County Times, y el poderoso Orlando Sentinel, el Washington Post alerta de que los periodistas han sido empujados por el coronavirus a trabajar en remoto, y ahora, “algunos se enfrentan a la posibilidad muy real de no volver a trabajar en una redacción física, una piedra de toque del periodismo, y lo que eso podría significar para el futuro de su profesión”.

Una de las periodistas de los medios afectados por el anuncio del Tribune Publishing añade otra razón de peso para no aplaudir a la ligera los cierres de redacciones justificados en que así los periodistas estarán más tiempo en la calle buscando noticias y se evitará el “presencialismo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *