Luto para el mundo de las letras

El Valor de la Experiencia

Luto para el mundo de las letras

La muerte de David Gistau es la última que lamentar en el sector periodístico y de las letras españolas. Antes que él, en las últimas semanas nos han dejado otros.

El 13 de enero, el periodista español Antonio Manuel Sánchez Regalado, de 40 años, que trabajaba para la agencia rusa Sputnik, fue hallado muerto por la noche junto al edificio en donde vivía con su esposa. Fuentes policiales aseguraron a la agencia TASS que Regalado cayó desde la ventana de su apartamento en el piso octavo y murió debido a las heridas ocasionadas por el impacto con el suelo.

El 18 de enero murió la periodista de TVE Alicia Gómez Montano. Fue directora de “Informe Semanal” entre 2004 y 2012 y era editora de Igualdad de la cadena pública.

El 20 de enero fallecía apuñalado David Caminada, periodista del Ayuntamiento de Barcelona, que fue apuñalado por un hombre cuando salía de trabajar. Ese mismo día moría también María Ángeles Santos, decana de los periodistas de Talavera de la Reina y una de las profesionales más queridas de la ciudad y de toda la provincia de Toledo.

El 23 de enero fallecía también en Sevilla el escritor Antonio Perejil, en trágicas circunstancias.

El 31 de enero murió el veterano periodista Rafael Ventura Melià, uno de los referentes de la prensa cultural valenciana y escritor con una larga trayectoria tras sus espaldas. Se inició en el periodismo como colaborador de las revistas ‘Albatros’ (1964) y ‘Gorg’ (1971).

El 1 de febrero falleció el periodista Ramon Mateu, que fue director del Grupo de Emisoras de Catalunya Ràdio de 2009 a 2012 y director general de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales de 2010 a 2012. Tenía 61 años.

El domingo día 9 de febrero fallecía en Madrid el periodista murciano Manuel Meseguer, a los 75 años. Y el escritor barcelonés Carlos Rojas, ganador de los premios Nadal, Planeta, Nacional de Literatura y Ateneo de Sevilla, entre otros galardones, a los 91 años, en la localidad de Greenville (EEUU), donde residía junto a su hija Eunice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *