Madrid, España. Edita: The Experience Club. Producción: Carlos Matías
(+34) 696 992 922
carlos.matias@experienceclubpress.es

La radio: información constante y compañía cercana, esenciales en tiempos de coronavirus

El Valor de la Experiencia

La radio: información constante y compañía cercana, esenciales en tiempos de coronavirus

Responsables de distintas emisoras cuentan cómo han redoblado sus esfuerzos para cumplir con el servicio social a la ciudadanía y han tenido que dispersar sus equipos y emitir desde fuera de la redacción.

Ante el confinamiento de los ciudadanos en sus casas por la pandemia del coronavirus, han adquirido aún mayor relevancia algunas de las habituales cualidades de la radio: flujo informativo constante e inmediato y facilidad para crear vínculos emocionales y afectivos con la audiencia, los cuales posibilitan que los oyentes se sientan acompañados y puedan evadirse por momentos de la actual situación.

Como afirma Daniel Gavela, director general de la SER, recogiendo el sentir general que los oyentes transmiten en llamadas y wasaps dirigidos a los programas, “la radio vuelve a estar en el centro de sus vidas, como sucedió en la noche de los transistores o en los días aciagos del 11-M. Creo que cuando todo haya pasado, la memoria sentimental de este tiempo del coronavirus estará formada por las voces de Àngels, Pepa, Carlos, Javier, Mara, Marina, Dani Garrido, Carreño…, como en otros tiempos lo estuvo por la voz de José María García, Iñaki, Llamas, Gemma… También lo estará por voz de Alsina, Carlos Herrera, Pepa Fernández y la de tantos profesionales que sostienen las 24 horas de programación en cada emisora”.

La radio vuelve a estar en el centro de las vidas de los oyentes (Daniel Gavela, SER)

Según Javier Visiers, director de Programación de COPE, cuando “la vida de la gente está en peligro y los muertos y los afectados se cuentan por miles”, “nuestra misión, la misión de los medios, se torna en algo insustituible”. “Los medios tenemos una responsabilidad más grande con la información que en circunstancias normales. Y esto se traduce, por ejemplo, en potenciar más nuestro compromiso por dar a conocer la realidad de cuanto sucede, no dejando espacio para los rumores y contribuyendo también a difundir las directrices sanitarias para contener la pandemia”, añade.

La lucha radiofónica contra la soledad, desde la credibilidad

“Todo el que hace radio tiene conciencia de ser pieza fundamental en el engranaje para derrotar al coronavirus –estima Gavela–. Y la radio tiene mucho poder de convicción, porque es de la familia”. En muchos casos, desgraciadamente, no es posible tener cerca ahora a la auténtica familia. Ello ha dado aún mayor relevancia a esa cercanía que consigue la radio, la sintonía que logra con los oyentes gracias a su poder de interacción entre los que hacen los programas y los que escuchan. Incluso, “el oyente no es solo el que escucha, es también contenido, el que cuenta cosas interesantes, a veces las más interesantes, el que emociona con sus historias”.

En palabras del director general de la SER, “la radio es la piqueta que destruye el muro de aislamiento que se ha alzado sobre nosotros. Ya vivas solo o en compañía, somos una ciudad situada, y la radio acude al rescate, de día y de noche, para sacarnos a pasear más allá de la muralla”.

“Es fundamental que el oyente siga confiando en nosotros”, complementa Visiers, recordando que la radio es el medio en el que más confían los ciudadanos, según el último Eurobarómetro. Para mantener la credibilidad, en la COPE dicen haber renovado “un compromiso con la sociedad, un compromiso con la información de calidad, con el rigor y el buen análisis. También con la necesidad de que nuestros comunicadores ayuden a levantar la mirada y proyecten esperanza. Ayuden a vencer el miedo. Y más cuando quienes nos escuchan ven limitados sus movimientos o las actividades que habitualmente tejen su vida cotidiana”.

Con miles de afectados, la misión de los medios se torna en insustituible, con una responsabilidad aún mayor (Javier Visiers, COPE)

El servicio que los medios públicos deben ofrecer a la ciudadanía cobra aún más importancia en circunstancias tan adversas como las actuales. Desde Radio Nacional de España (RNE) aseguran a Apmadrid.es que “hemos puesto todo nuestro esfuerzo en mantenernos en contacto con la audiencia desde varios aspectos, reforzando nuestra programación informativa y divulgativa”.

En Onda Madrid tienen muy presente que llevan a cabo “una importante labor de acompañamiento de todas las personas que están confinadas en sus casas”, según su director de informativos, Ángel Rubio.

Los informativos de Onda Madrid trabajan con la idea de vencer al coronavirus; por ello, pretenden aportar principalmente datos positivos –como, por ejemplo, las altas hospitalarias–, y no solo datos negativos.

Cambios de programación y teletrabajo

Los cambios en las parrillas han sido obligatorios, ante la preponderancia del directo y de la información –Gavela habla de “estado de emergencia informativa” y de “actualidad frenética”– y la ausencia de competiciones deportivas, entre otras cuestiones.

Asimismo, la seguridad sanitaria ha obligado a los distintos medios, como sucede en otros sectores, a adoptar medidas de dispersión de equipos y a convertir en teletrabajo todo aquello que fuera susceptible de serlo.

Desde Atresmedia aseguran a Apmadrid.es que Onda Cero ha reafirmado su compromiso de informar y entretener a los ciudadanos manteniendo su programación, a la vez que se aplican todas las medidas de precaución posibles: “Todas las personas que pueden hacer su trabajo desde casa están teletrabajando, los equipos están fragmentados y las redacciones presenciales reducidas al mínimo, respetando la distancia social exigida en esta situación. Todas las medidas profilácticas necesarias están a disposición de los trabajadores. Los conductores de programas que pueden estar en casa también se están quedando a teletrabajar”.

La COPE también se ha visto obligada a hacer un esfuerzo profesional para aumentar la oferta informativa y de entretenimiento, con el objetivo de “no bajar la calidad, sino todo lo contrario: incrementarla, porque el oyente en estos momentos espera mucho más de nosotros –explica Visiers–. Solo hay que escuchar ‘Tiempo de Juego’ haciendo más de diez horas de programación los sábados y domingos con todas las competiciones paralizadas”.

Para mantener la programación las 24 horas del día, la COPE ha tenido que variar su habitual organización, habilitando material para permitir que el trabajo de los distintos equipos se realice mediante sistemas telemáticos. “En todo momento, hemos garantizado la seguridad y la salud de nuestros empleados, desde el personal de seguridad, limpieza, administrativo, técnicos, redactores o comunicadores y también la seguridad de nuestros colaboradores y nuestro público, eliminando su presencia física en los programas hasta que todo pase”, cuenta su director de Programación.

En el caso de la SER, la emisora se adelantó un par de semanas al estallido de la pandemia, adquiriendo ordenadores portátiles y equipos técnicos que permitieran mantener la emisión desde fuera de la redacción, por lo que ha sido posible que la cadena esté sostenida actualmente en más del 80% por el teletrabajo, pese a que cuentan con varias decenas de profesionales en cuarentena.

La plantilla de RNE está cumpliendo con su jornada completa, y en la mayoría de los casos dedicando a la labor informativa más horas que el resto del año, según informan a Apmadrid.es desde el ente. Y agregan que en las instalaciones trabajan los profesionales estrictamente necesarios para sacar la programación a antena, mientras que el resto está teletrabajando, con reuniones ejecutivas diarias, en las que se toman decisiones en todas las Áreas de la Corporación RTVE.

Realizamos una importante labor de acompañamiento de las personas confinadas en sus casas (Ángel Rubio, Onda Madrid)

En Onda Madrid se ha modificado toda la programación para que informativos y magacines se dediquen en exclusiva al avance de la pandemia y a garantizar la labor de servicio público. Se ha reforzado la aportación de expertos sanitarios y psicológicos en las tertulias, priorizando sus análisis; e, igualmente, se priman las intervenciones desde el exterior, en lugar de la presencia física de invitados en los estudios.

Descenso de la inversión publicitaria

Pese a todas las cualidades citadas de la radio, esenciales para los ciudadanos, se da la paradoja de que casi instantáneamente, con la confirmación de la pandemia, se ha registrado un pronunciado descenso de la inversión publicitaria. “La caída de la publicidad está siendo brutal”, califica Gavela. Si durante la gran crisis del sector periodístico que comenzó en 2008 la radio perdió el 44% de la inversión publicitaria, “las caídas de estas dos primeras semanas [de confinamiento] no tienen precedentes y apuntan a pérdidas de facturación cercanas al 80%”.

La radio es la piqueta que destruye el muro de aislamiento que se ha alzado sobre nosotros (Daniel Gavela, SER)

El director general de la SER considera que si esta situación no amaina pronto, “y no parece que vaya a suceder, se va a perder el trimestre más importante del año en facturación, por lo que está en peligro la estabilidad de las empresas y de los salarios y, otra vez, los puestos de trabajo de un sector que fue arrasado” ya por la anterior crisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *