La Inteligencia Artificial no sustituirá a los periodistas (por ahora…)

El Valor de la Experiencia

La Inteligencia Artificial no sustituirá a los periodistas (por ahora…)

Los medios que ya utilizan bots en sus redacciones simplemente están agilizando procesos internos relacionados con la cobertura de información, aunque sí hay casos de elaboración y publicación directa de contenidos por parte de máquinas. El proceso necesitará crecer y madurar hasta llegar a sustituir a los periodistas. Y existen dudas sobre la capacidad real de los robots para llegar a hacerlo algún día.

¿Los periodistas llegarán a ser sustituidos por robots? La pregunta sobrevuela las ya de por sí temerosas redacciones de medio planeta, acosadas por una transformación digital que ha derrumbado los cimientos del negocio de los medios de comunicación y que no termina de ofrecer una alternativa viable. Pero no nos podemos engañar: las máquinas aprietan el paso y están llamadas a comerse más de una industria. La de los medios no escapa del fenómeno.

El periodismo se basa en cubrir información para recopilar datos, contextualizarlos y difundirlos. Este proceso, simplificado en su explicación, podría ser fácilmente automatizado en un importante número de casos. Algunos grandes medios y agencias de información ya lo hacen: una máquina se encarga de procesar información y publicarla automáticamente en tiempo real. Por el momento se restringe a una serie de temas muy concretos, desde resultados deportivos hasta el estado de la Bolsa o la información meteorológica. No se ha demostrado que un robot pueda, a día de hoy, elaborar un complejo reportaje de investigación.

El uso actual de robots en las redacciones se limita a esos experimentos y a algo bastante más real: ayudar a los periodistas. En tal caso, podríamos estar hablando de ‘cobots’, aquellas máquinas ideadas para colaborar con los humanos y facilitar su trabajo (aunque el término alude a máquinas físicas, no a un software). Puede entenderse como un paso intermedio hacia la conquista de su puesto de trabajo, pero a día de hoy es algo que ofrece beneficios tanto a la empresa como a los profesionales, al descargar a ambos de tareas de escaso valor pero tediosas de realizar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *