La FAPE rechaza la propuesta de Vox sobre noticias falsas

El Valor de la Experiencia

La FAPE rechaza la propuesta de Vox sobre noticias falsas

Supone un claro ataque a la libertad de información y expresión, a la libertad de crítica y a la libertad ideológica.

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) rechaza la propuesta de ley presentada por Vox para regular la verificación de las noticias falsas por suponer un claro ataque a la libertad de información y expresión, a la libertad de crítica y a la libertad ideológica, según informó en un comunicado.

La propuesta de Ley Orgánica, admitida a trámite por la Mesa del Congreso de los Diputados, plantea regular la verificación de noticias falsas en redes sociales, sitios web y medios de comunicación impresos, digitales y audiovisuales, además de que se prohíba “toda verificación de opiniones” en redes sociales, internet y medios de comunicación.

Según Vox, la verificación “se ha confiado” a medios “con sedicente pretensión de neutralidad ideológica, pero en verdad, directa o indirectamente, dependientes de Gobiernos y/o autoridades” y apoyan “a ciertos partidos políticos” y son “hostiles” con otros.

Vox también propone en su texto que solo la Justicia “podrá adoptar decisiones sobre la verificación de noticias falsas”, y que las empresas u organizaciones que hagan la verificación sean “civilmente responsables” cuando vulneren los derechos a expresar opiniones y a comunicar o recibir libremente información veraz, prosigue el mismo comunicado.

La FAPE rechaza que la verificación de la falsedad de una noticia no pueda efectuarse por los titulares de los medios (directamente o a través de terceros) que directa o indirectamente dependan de Gobiernos, autoridades o sean políticamente “partidistas o partidarios”, salvo que “confiesen” dicha dependencia o adscripción “partidista o partidaria”.

Vox olvida que la Constitución garantiza la libertad ideológica en su artículo 16.1 y que el artículo 16.2 establece que nadie podrá ser obligado a declarar  (o “confesar”) sobre su ideología, religión o creencias, recuerda la FAPE.

En cuanto al punto 2 del artículo primero, la FAPE considera que prohibir la verificación de las opiniones como pretende Vox no es más que prohibir que otro pueda responder a lo que uno opine, en el ejercicio de la libertad de expresión, por lo que coarta la libertad de crítica, al menos en redes sociales, blogs, sitios web en general, prensa impresa y digital y medios de comunicación audiovisual.

Las opiniones, como juicios de valor de las personas, son criticables no verificables. La proposición de ley pretende eliminar la crítica de las opiniones  y la verificación de las informaciones, afirma la FAPE.

En cuanto a la responsabilidad civil o penal, ya está perfectamente recogida en las leyes (Código Civil, Código Penal, Ley Orgánica del Derecho al Honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la Propia Imagen, etc.

La FAPE rechaza rotundamente, como establece el artículo 3, que solo la autoridad judicial competente pueda adoptar decisiones sobre la verificación de noticias falsas, lo que sugiere que para poder entrar a analizar si una noticia es falsa o veraz hay que acudir a los tribunales.

Serían, pues, los jueces los que decidirían qué es noticia y qué no lo es, tarea que corresponde a los periodistas y medios en el marco de la libertad de prensa y del derecho de información de los ciudadanos.

Los medios, cuando dan información (hechos noticiables, de interés público), están obligados, de acuerdo a las normas deontológicas de la profesión, a verificarla previamente, sea cual sea el canal a través del que la reciban, lo que conlleva que deban evitar el dar “noticias falsas”.

En España, cuatro organizaciones (AFP, EFE Verifica, Maldita.es y Newtral) forman parte del programa de verificación de contenidos en Facebook e Instagram. Todas ellas están certificadas por la Red Internacional de Verificación de Datos, creada por el Poynter Institute estadounidense.

La Red pone como condición para el ingreso la adhesión a cinco compromisos: con el no partidismo y la equidad;  con la transparencia de las fuentes; con la transparencia de la financiación y la organización; con la transparencia de la metodología y con las correcciones abiertas y honestas, concluye el comunicado.

Noticia relacionada:
– La APM defiende el apoyo público a los medios y la labor de los verificadores de información en la crisis sanitaria frente a los ataques de Vox 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *