El coronavirus golpea al periodismo económico

El Valor de la Experiencia

El coronavirus golpea al periodismo económico

Esta disciplina, al igual que toda la profesión periodística, está sufriendo las consecuencias del coronavirus de manera muy acusada.

Como apunta en un comunicado la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), mientras que los profesionales de periódicos, radios, webs y televisiones han continuado trabajando a lo largo de estos meses para mantener informada a la sociedad, sus empresas afrontan una grave crisis económica derivada del desplome generalizado de la publicidad.

Si bien muchas publicaciones han optado por el cobro por contenido a sus usuarios, la publicidad sigue siendo la gran fuente de financiación de la mayoría de los medios de comunicación y las empresas han recortado su inversión en anuncios como medida para afrontar la crisis derivada de la COVID-19 Ante esta situación, numerosos grupos de comunicación han optado por aplicar expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) en sus plantillas, mermando aún más unas ya debilitadas redacciones. Queda por ver si estos ERTE se recuperan o derivan en nuevos despidos de compañeros, afirman desde APIE.

Además, las condiciones en las que los periodistas han ejercido su profesión durante este tiempo han sido, en numerosas ocasiones, muy deficitarias con autoridades dificultando la labor periodística al cancelar comparecencias públicas, limitar preguntas o alterar datos, prosigue el comunicado.

Asimismo, al igual que muchos otros profesionales, la gran mayoría de los periodistas ha teletrabajado durante este tiempo, añadiendo una dificultad extra a su labor, ya de por sí estresante y caótica, aseguran desde APIE, al tener que compaginar el trabajo con la vida familiar en el mismo espacio y tiempo.

El periodismo ha sido y seguirá siendo fundamental en la lucha contra el coronavirus como medio para facilitar información veraz y concienciación a la sociedad. La labor de los medios de comunicación es básica para el desarrollo de las democracias avanzadas y su labor se hace más imprescindible en los momentos de crisis sociales, políticas y económicas como las actuales, pero debe contar con el apoyo de los ciudadanos para poder ejercer su función con independencia y responsabilidad, concluye la nota de APIE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *