Desempleo, otro aviso pesimista

El Valor de la Experiencia

Desempleo, otro aviso pesimista

La creación de empleo se va frenando al igual que se frena la economía. Es el segundo aumento consecutivo del paro tras el del pasado mes de agosto. Cierto que el pasado septiembre hubo 3.224 cotizantes más que en el mes de agosto, pero es el más flojo desde 2013.

En total, la Seguridad Social contaba con 19,32 millones de afiliados con empleo. Hay que decir que solo el 9,5% de esos nuevos contratos son indefinidos. Hay 13.907 nuevos desempleados. Fundamentalmente, mujeres y jóvenes, lo que es un incremento menor pero hay que recordar que como tuvimos la crisis de empleo de agosto, había menos contratos que cancelar.

Así pues, si contabilizamos un año, la creación de empleo ha crecido un 2,44% más que el año anterior, por cierto muy temporal. Este porcentaje es alto, pero es el más bajo de los últimos cinco años. Como es habitual en septiembre, el aumento de afiliación estuvo liderado por la educación -vuelven los despedidos en junio, no son nuevos-.

Juan Berga

En el lado contrario está la Hostelería, la rama que registró más bajas en la afiliación, a la que se sumaron como todos los fines de verano el comercio y la sanidad. La escasa cifra de nuevas afiliaciones puede estar indicando que nos aproximamos a la barrera del 2%, cifra por debajo de la cual a la economía española le cuesta crear empleo.

Es cierto que la economía española resiste, debido al bajo carácter exportación quizá, pero se ve arrastrada por los malos datos macroeconómicos globales, que quizá se notan más en la caída de la inversión inmobiliaria extranjera, y también por cierto coste de incertidumbre que afecta a la inversión en bienes de equipo, por ejemplo.

El problema es, como aquí se ha apuntado, que tenemos menos margen de maniobra para los programas de gasto que todas las instituciones europeas recomiendan. La respuesta, señoras y señores tertulianos, se la daré dentro de tres meses, pero ya hay una encima de la mesa. Necesitamos presionar a Alemania, un «Falcon» a Bonn, por favor, para que aligere sus programas de gasto, necesitamos impulsar el gasto de las familias, que es lo que ayuda a las pyme, y también inversiones públicas.

Todas las instituciones europeas e internacionales están alineadas en una dirección similar, incluida la reserva federal. Se enfrentan con algunos países con poco margen, como es nuestro caso, pero también con lo que ahora sabemos son riesgos del populismo.

El empecinamiento de Trump o Boris Johnson, junto a otras formaciones radicales en el este europeo, son un límite para el concertó internacional que esta preparando un bazooka por si acaso.

Pedro Sánchez ha reconocido ayer, finalmente, que crisis puede haberla, ya no es coyuntural, como era hace un mes, ni las previsiones son tan estables como decía el lunes la ministra en funciones. Ya sabemos que la falta de presupuesto, la incertidumbre y las «tontadicas» políticas nos están haciendo daño.

Crónica emitida en Click Radio TV.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *